26.8 C
Mexico City
sábado, junio 15, 2024

El lugar donde eres tú

Una de las razones por las que muchas mujeres amamos salir a correr es porque en la pista, mientras aligeras el paso y te liberas, te das cuenta de que ahí, en el parque, la calle o el lugar donde acostumbres correr, logras ser tú misma y dejas de ser la mamá de, la esposa de o la mujer que siempre debe estar atenta a las necesidades de los demás miembros de la familia. Por un rato eres simplemente tú, con tu nombre y tus pensamientos más personales, con tu música, con tu respiración, con tu libertad de movimiento.

Esa sensación única que muchas de nosotras buscamos en la carrera es algo que se ha dificultado con los tiempos de pandemia que vivimos. El estar encerrada en casa, sin poder salir a tu rutina habitual de ejercicio, aumenta ciertamente la tensión y dificulta la posibilidad de mantenerte en forma, al no tener las condiciones de seguridad necesarias para correr donde acostumbras. ¿Qué hacer en esta situación para recuperar un poco de la sensación de identidad y libertad que buscamos y experimentamos cuando corremos al aire libre?

Una buena opción, que —aunque nunca será lo mismo—puede ayudarte a mantenerte en forma y liberar buena parte de ese estrés acumulado y aumentado por la contingencia sanitaria, es ejercitarse en casa. Si eres afortunada y tienes una caminadora o una bicicleta fija, tienes una parte de eso resuelta, pero si no dispones ni de los instrumentos ni del espacio, porque tu casa o departamento es pequeño, hay rutinas y actividades físicas que puedes realizar en un espacio reducido y con las que lograrás el esfuerzo y acondicionamiento similar a correr distancias.

Existe una tabla de equivalencias que dice que 30 minutos de ejercicio en casa equivalen a tres kilómetros de trote; 45 minutos a siete kilómetros; una hora del ejercicio que sea equivale a 10 kilómetros y una hora y media a 15 kilómetros; puede ser cualquier ejercicio como subir escaleras, hacer abdominales o saltar la cuerda. La idea es moverse, pero sobre todo reivindicar el tiempo para una. Con pandemia o no, el ejercicio debe ser prioritario en nuestra vida, es una necesidad vital y así debemos entenderlo. A veces es importante saber que no estás sola, por lo que si por esta pandemia o por otras obligaciones has dejado de correr o ejercitarte, comienza despacio, disfruta de nuevo el proceso: lento o rápido, no importa; si perdiste lo que habías ganado, tampoco interesa, sólo muévete, ya que no se puede perseguir una felicidad más grande que la de estar bien con una misma.

 

Related Articles

Síguenos

138,317SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
error: ¡Contenido protegido!