15.7 C
Mexico City
miércoles, junio 19, 2024

Pasión por correr

Los llamaban painanis, que en náhuatl significa el que corre veloz, y eran ellos, en los tiempos del México prehispánico, los seres humanos más veloces y grandes corredores. Con sus pies que volaban por senderos, valles y montañas, eran los heraldos encargados de llevar las noticias de guerra o de paz, según lo que viviera el imperio mexica.

Quizás sin su incansable trasiego y su correr constante por los dominios del imperio, y sin la oportunidad de sus misiones, la historia de México sería distinta a como hoy la conocemos. Los painanis –mensajeros del dios Paine– dependían del emperador azteca y gozaban de la misma inmunidad que los embajadores, por lo cual eran respetados hasta por las tribus enemigas.

En tiempos de guerra llevaban las noticias de los sucesos ocurridos en las batallas hasta la Gran Tenochtitlán. Si el parte que llevaban era de victoria, corrían con el cabello recogido con un listón rojo; si por el contrario las noticias eran de derrota de las tropas mexicas, su cabello iba suelto y enmarañado, en señal de vergüenza.

Pero sus extraordinarias habilidades de corredores también eran útiles para el imperio en épocas de paz.

Un relato de Bernal Díaz del Castillo, en su Historia de la Verdadera Conquista de la Nueva España, en el capítulo titulado Historia del Chocolate, explica que entre los lujos más refinados del emperador azteca –además, por supuesto, de la libación del cacao espumoso mezclado con miel, que se escanciaba en cientos de copas en sus lúbricos festines–, destacaba el consumo de pescado, traído a diario desde el golfo de Veracruz por corredores-esclavos que se relevaban para hacer el trayecto más deprisa.

Cada relevo corría cerca de 11 kilómetros y para cubrir los 380 kilómetros del mar hasta Tenochtitlán, se requerían al menos 40 corredores.Además del pescado y mariscos frescos del Golfo, llevaban frutas y productos tropicales al Palacio Imperial o hielo de montañas y volcanes.

El trabajo de Painani un honor reservado a jóvenes de la nobleza con cultura y una gran capacidad física. Los elegidos recibían instrucción y entrenamiento en el Telpuchcalli, a donde los hacían caminar, saltar y correr, vigilando sus aptitudes físicas.

Debían conocer caminos y atajos del territorio de la Triple Alianza (Tenochtitlán, Texcoco y Tacuba). Corrían día y noche, atravesaban a nado ríos, escalaban montañas y pasaban distintos climas y latitudes. Las hazañas fascinantes de los Painani será recreada el próximo 5 y 6 de marzo de 2020, en un ultramaratón organizado por Altuis Events, que con equipos de relevo de 6 y 12 corredores, cubrirá la distancia desde Veracruz hasta Teotihuacán con 310 km de recorrido y más de 2 mil metros de desnivel. Los equipos de 6 correrán 52 km cada integrante, mientras que los de 12 cubrirán 26 km. Las inscripciones están abiertas. ¿Te atreves a ser un painani?

Related Articles

Síguenos

138,317SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
error: ¡Contenido protegido!