25.7 C
Mexico City
martes, mayo 21, 2024

Tiempos de crisis

Las crisis, dicen los chinos, también son oportunidades. No estoy del todo de acuerdo con ellos, porque nadie desea pasar por una crisis para tener una oportunidad, y las crisis no siempre sacan lo mejor de los seres humanos, pero la crisis de escasez de gasolina que vivimos en este inicio de año, podría representar, entre otras cosas, la ocasión para replantear nuestros hábitos de movilidad y optar por caminar, correr y utilizar medios de transporte como la bicicleta como una manera de enfrentar el desabasto de combustibles que padece la ciudad y buena parte del país.

Aunque parece una opción obvia, es más que eso, nuestra dependencia del automóvil en una ciudad como ésta es casi total. Es momento de recuperar la confianza en nuestra capacidad de acción y movilidad hasta abandonar nuestra tendencia al sedentarismo, y activarnos para estar en condiciones de ponernos en marcha por nosotros mismos y en la medida de nuestras posibilidades físicas.

Porque no sólo se viven crisis sociales o económicas, están también las personales como las de salud, sobrepeso o depresión.

Para estas crisis, actividades como correr, caminar o cualquier actividad física, pueden ser una alternativa que ayude a superarlas, a mejorar la salud, a poner a prueba el cuerpo, para librarse de condicionamientos y hacer algo por uno mismo. Por ejemplo, muchos corredores saben que si se esfuerzan lo suficiente para cruzar la meta de un maratón, después se sienten capaces de lograr cualquier cosa, y es por que entrenan su cuerpo y su espíritu. “Si pude con un maratón, puedo con esto…”, es una expresión común.

Si bien los chinos nos hablan de crisis y oportunidad, los griegos la definen como ruptura y decisión. La palabra “crisis” proviene del griego Krisis que significa separar y, en un sentido figurado, “decidir”.

Gaia de Pascale, en su libro Correr es una filosofía, lo explica: “Toda crisis implica dos momentos, el corte (la separación) con un estado preexistente, y la elección del nuevo camino que se va a seguir. Cualquier problema puede, entonces, convertirse en una oportunidad. Esto no implica olvidar el dolor, al contrario, significa atravesarlo”.

Empecemos este año caminando más, después intentemos trotar y acabémoslo corriendo, aprovechemos estos días para replantearnos la manera en cómo priorizamos nuestras actividades, planeamos nuestros tiempos y rutas y utilicemos el auto sólo para cosas indispensables y necesarias.

Y cuando la crisis de la gasolina y los problemas se solucionen o logres bajar de peso, no dejes de correr, caminar o de usar la bicicleta, porque ejercitarnos nos hace sentir bien, nos aporta salud, felicidad y la fuerza para superar obstáculos y para mantener nuestra libertad más allá de cualquier crisis, existencial o no.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Related Articles

Síguenos

138,317SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
error: ¡Contenido protegido!