23.9 C
Mexico City
sábado, junio 15, 2024

Volver a empezar

Como en la vida, cuando te caes, te levantas; cuando te equivocas, corriges y cuando fracasas vuelves a intentarlo; así también en el ejercicio, y al correr siempre se puede retomar lo que se abandonó en el camino.

Cuesta mucho recomenzar una rutina de entrenamiento, sobre todo cuando el trabajo, las ocupaciones o la falta de tiempo nos dificultan tomar la decisión de volver a empezar y nos dan cada día el pretexto perfecto para dormir unas horas más, para justificarnos por no hacer el esfuerzo o para mantenernos en esa zona de confort y el sedentarismo en que nos instalamos en apenas unas semanas o hasta meses.

Y es que cada día que no entrenamos nos acercamos poco a poco a abandonar nuestro hábito de correr. Se dice que si dejas de hacer ejercicio más de tres meses, seguramente tendrás que empezar de cero, pero siempre hay un momento para retomar y cuando decidas hacerlo hay métodos y rutinas que te ayudarán a lograrlo.

Lo más importante, para empezar, es estar consciente que ya no estás en tu mejor momento, y que hay que dejar a un lado al ego para ponerte los tenis como si fuera la primera vez que vas a salir a correr. El comienzo debe ser paulatino, puede llevarte más semanas recuperar la condición física, que lo que tardaste en perderla. Tratar de correr muy rápido o por mucho tiempo, al principio, sólo puede llevarte a una lesión. Lo más sensato es tener un punto de inicio para saber exactamente cómo estamos de condición física, peso, porcentaje de grasa y músculo y definir un objetivo: ¿Bajar de peso? ¿correr una distancia? Puedes inscribirte en una carrera, no hay nada mejor para motivarse que tener una meta en puerta.

Para reactivarse después de un tiempo de no hacer ejercicio o correr, los expertos recomiendan comenzar caminando por 30 minutos los primeros tres o cuatro días, posteriormente, trotar y caminar tres veces por semana, nadar, hacer yoga, subirse a la elíptica y hacer entrenamiento de fuerza en el gimnasio, dedicando más atención al calentamiento y a estirar. Es muy importante tener un método para dar seguimiento, porque lo que no se mide, no se evalúa, y por lo tanto, no se puede mejorar.

Si ya eres maratonista, intenta ahora inscribirte en un 5k y busca, por ejemplo, correrlo en menos de 25 minutos. Experimenta con las distancias que alguna vez fueron grandes retos para ti, disfrútalas y córrelas con el conocimiento acumulado después de cientos de kilómetros recorridos por tus piernas.

O también puedes cambiar lo que significa para ti correr; si antes era terminar un maratón en determinado tiempo, ahora tal vez pueda significar meditar, correr por el simple gusto de hacerlo y porque te hace feliz. No importa que corras 10, 20 ó 50 minutos: cada metro, cada kilómetro te dará siempre para mucho más, te dará para no abandonar, para mantenerte en el camino o para volver. La pista siempre estará esperando por ti.

POR ROSSANA AYALA

AYALA.ROSS@GMAIL.COM

@AYALAROSS1

Artículo anterior
Artículo siguiente

Related Articles

Síguenos

138,317SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
error: ¡Contenido protegido!