17.8 C
Mexico City
viernes, junio 21, 2024

El ESLABON PERDIDO EN ATENTADO A ALLESSANDRA ROJO

En la investigación conjunta que llevan las Fiscalías de Justicia de la CDMX y la del Estado de México, sobre el atentado a balazos en contra de Alessandra Rojo de la Vega, la detención del presunto atacante que disparó contra la camioneta de la candidata aliancista a la alcaldía Cuauhtémoc, ocurrida la semana pasada en la entidad mexiquense, está arrojando luz sobre las motivaciones y el cómo se armó el ataque armado, así como sus posibles autores intelectuales.

Información que nos llega de fuentes directas de la Fiscalía General de Justicia del Edomex, indica que a partir de la captura de Juan David “N” en el municipio de Ecatepec, la Unidad Ministerial de la fiscalía mexiquense ha comenzado a integrar su propia carpeta en la que han hecho algunos descubrimientos importantes que están permitiendo armar el rompecabezas sobre la planeación, la ejecución y los verdaderos móviles detrás del hecho de violencia que sacudió y alarmó las campañas electorales en la capital del país.

A partir de que el propio atacante reveló que quien lo contrató para dispararle al vehículo de la candidata Rojo de la Vega es un sujeto apodado “La Parka”, que se mueve en el barrio de Peralvillo y que se presume tiene vínculos con grupos delincuenciales que operan en la zona de Tepito, las autoridades han empezado a seguir las huellas que dejaron los autores materiales e intelectuales del atentado por el que el joven sicario detenido dijo que le pagaron 60 mil pesos, “por dispararle al vehículo” de la candidata.

Un seguimiento de la sábana de comunicaciones, realizado por los investigadores mexiquenses, permitió identificar las llamadas telefónicas entre Juan David “N” y “La Parka”, en los días previos a que se cometiera el atentado, lo cual comprobaría el dicho del muchacho que realizó los disparos y luego huyó con rumbo a Valle de Aragón. Pero lo más interesante de lo que dicen las fuentes mexiquenses, es que las mismas sábanas de llamadas permitieron ubicar a un tercer sujeto que a su vez habló en varias ocasiones con “La Parka”, y aunque no dicen mucho de la identidad de ese sujeto, que pudo ser el otro autor intelectual, sí nos confirman un dato: se trata de un policía de la Alcaldía Cuauhtémoc que está identificado como uno de los que siempre cuidaban y acompañaban a la alcaldesa con licencia, Sandra Cuevas.

Ese policía, que podría ser clave en la planeación del atentado ya está siendo buscado por las autoridades tanto de la CDMX como de la Fiscalía Mexiquense y se cree que pudo ser él quien encargara el atentado a la “Parka” y que éste a su vez contratara el sicario. Lo interesante es que, según nos dicen las fuentes, todo se habría planeado no con la finalidad de asesinar a la candidata ni de lesionarla, sino que desde un principio el encargo fue que sólo se le disparara a su vehículo en la parte trasera y en un costado, tal y como se aprecia en el video de seguridad difundido desde la semana pasada y captado por las cámaras del C5.

Las imágenes permiten ver cómo la camioneta de Alessandra Rojo llega y se estaciona en la calle, donde permanece cerca de 5 minutos hasta que aparece el presunto agresor que, tranquilamente y como si siguiera un plan, se detiene, observa a los lados, saca su arma y, desde la acera de enfrente, sin buscar nunca acercarse al vehículo, realiza cinco disparos que parecen ir dirigidos al costado trasero de la camioneta, y luego huye del lugar sin que nadie lo persiga o intercepte.

Toda esa forma de actuar ha hecho pensar a los investigadores que llevan el caso, en las dos fiscalías, que el objetivo final del atentado nunca fue asesinar o herir a la candidata ni a sus choferes o escoltas, sino más bien “sacarle un susto” o simular un atentado.

Y ahí es donde el policía que hoy es el eslabón perdido y que buscan localizar ya las autoridades capitalinas y mexiquenses tendría la información que falta para esclarecer estos hechos que cimbraron la contienda capitalina, especialmente la disputa por la alcaldía Cuauhtémoc. Si, como dicen las fuentes de la Fiscalía mexiquense, ese policía está vinculado a Sandra Cuevas, habría que esperar si se confirma, porque eso le daría otro cariz distinto al atentado que sufrió, o que dijo haber sufrido, la candidata Rojo de la Vega.

Hay una versión que se escucha en el equipo de campaña de Alessandra Rojo de la Vega y que dice que la candidata aliancista habría tenido “acercamientos” con Sandra Cuevas, en busca de una alianza entre ambas para enfrentar a Ricardo Monreal y a la candidatura de su hija, Caty Monreal. La versión dice que ante lo cerrado de la contienda y a partir de su rompimiento y enfrentamiento con su antiguo promotor político, el senador Monreal, la alcaldesa con licencia y actual candidata al Senado por MC, habría buscado a Rojo de la Vega y, aunque no había la mejor relación entre ambas y tenían sus choques, le propuso aliarse para evitar el regreso del apellido Monreal a la Cuauhtémoc.

Apenas la semana pasada, en varias entrevistas que concedió en radio, Cuevas habló de su ruptura y pleito con el morenista que la impulsó y la hizo ganar la alcaldía en 2021: “Desde hace tres semanas he estado recibiendo un bombardeo por parte de Ricardo Monreal Ávila, a quien acusó directamente de violencia sicológica. Esto debido a que no quise ayudar en la campaña de su hija Caty Monreal. Yo voy a seguir trabajando, sigo firme, nunca me doblé ante Morena, nunca lo hice, no le tengo miedo a Ricardo Monreal, se lo dije a él directamente y no le tengo miedo a morirme”, afirmó Cuevas, quien dijo que prepara una conferencia de prensa para hablar de su relación con Monreal y que dará a conocer en los próximos días. “El tema con Ricardo Monreal es delicado y es porque no quise ayudarle con su hija”, insistió.

¿Será que entonces peleada con Monreal y, acusando amenazas en contra suya por no ayudar a la campaña de su hija, Sandra Cuevas buscó a Alessandra Rojo y ofreció apoyarla en su campaña?

Veremos qué dicen las investigaciones y si llega a aparecer el policía que custodiaba a la exalcaldesa de Cuauhtémoc que hoy es la clave para saber que hubo detrás del atentado contra Alessandra Rojo y si se trató de un ataque real contra la candidata aliancista o más bien de un ataque montado con fines políticos y electorales.

NOTAS INDISCRETAS… Un dato que ilustra cuál es la situación real de México y la violencia que está asfixiando a regiones enteras del país, ocurrió este domingo 19 de mayo. Justo cuando las candidatas y el candidato se confrontaban en el tercer debate presidencial, donde uno de los temas centrales era justamente “la inseguridad y la violencia del narcotráfico”, para que los tres explicaran qué proponen para detener el baño de sangre que vive México desde hace ya 18 años y que se ha agravado y aumentado en este sexenio, las cifras oficiales de asesinatos dolosos en la República estaban marcando, en esa misma noche mientras se hablaba de “propuestas” que ese domingo se convertiría en el día más violento de lo que llevamos en este 2024 al contabilizarse 104 asesinatos violentos en todo el país. Decía un amigo que a veces las paradojas de la vida se convierten en “parajodas” y, aunque parezca anecdótico o curioso, el dato ilustra la gravedad del problema de violencia que hoy tenemos y que se niegan a reconocer en el gobierno de López Obrador y, peor aún, en la campaña de la doctora Claudia Sheinbaum. Justo cuando le preguntaron a la candidata morenista cuáles eran sus propuestas para frenar la violencia que padecen los mexicanos y que no distingue entre civiles inocentes, mujeres, niños, estudiantes, trabajadores, empresarios, profesionistas, indígenas, productores del campo, periodistas, defensores de derechos humanos y ambientalistas, la doctora sacó gráficas con cifras manipuladas para decir que este gobierno “ha disminuido notablemente los delitos de alto impacto” como el secuestro y otros que mencionó con cifras oficiales, pero alteradas. Y luego dijo que ella seguiría con la misma estrategia (la cuestionada “abrazos, no balazos”) del presidente y que seguiría “atendiendo las causas”. Y mientras las candidatas y el candidato hablaban, la cuenta de muertos por homicidio doloso seguía subiendo hasta llegar a convertir este domingo pasado en el día más violento del presente año… Y hablando del último debate, si a muchos les reafirmó la percepción de que Movimiento Ciudadano y sus candidatos están jugando en buena parte a ser comparsas de Morena, por los ataques constantes de Máynez a Xóchitl y su trato más cuidadoso y comedido hacia Sheinbaum, pues parece que los que sostienen esa percepción no están del todo errados. Y es que ayer, en un debate realizado por el Institutito Electoral de la CDMX, se confrontaron los tres candidatos a la alcaldía de Alvaro Obregón: por Morena, Javier López Casarín; por la alianza PRI-PAN-PRD, Lía Limón; y por MC, Esther Mejía Bolaños. Ya antes de que se realizara ese debate, estuvo a punto de suspenderse, porque la candidata emecista había anunciado que no se presentaría y es que en la víspera hubo rumores de que dejaría su candidatura para sumarse a la campaña de Claudia Sheinbaum y a Morena. Pero con todo y los rumores, el debate sí se realizó ayer a las 5 de la tarde y, para despejar cualquier duda, la abanderada de MC “Teté” Mejía, aprovechó justo el foro del debate para anunciar ahí que “declinaba su candidatura para apoyar a Morena, al proyecto de Sheinbaum, de Clara Brugada y de mi amigo Javier López”. Todos los que estaban en el estudio desde donde se transmitía el debate y seguro los que lo seguían por internet, se quedaron estupefactos con el “fuera máscaras” de la candidata emecista que no tuvo ni el recato de esperar a que concluyera el evento oficial y anunciar ella por su cuenta su declinación a los medios. Así que al final Lía Limón se enfrentó sola contra dos morenistas. ¿Será que así está también Xóchitl contra la candidata de Morena y contra su esbirro?… Los dados mandan Serpiente. Caída libre.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Related Articles

Síguenos

138,317SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
error: ¡Contenido protegido!